Papeles de impresión y escritura

Término genérico a todos los papeles destinados a la impresión; pero, de ordinario, la denominación se reserva para los papeles de impresión empleados en los tres procedimientos principales: tipografía, litografía-offset y huecograbado. Bajo esta denominación se agrupan clases de papel muy diferentes: por su composición fibrosa, que va desde el papel de trapo hasta aquel cuyo principal componente es la pasta mecánica de madera; por el gramaje, que cubre toda la gama de papeles; por el tratamiento superficial, porque hay papeles sin estucar y estucados, papeles encolados o no encolados en la superficie; papeles rugosos y lisos, papeles brillantes y mates. Pero todos deben ser aptos para ser impresos correctamente por el procedimiento a que se destinan y deben proporcionar una reproducción sin defectos.

El color del papel de imprimir es generalmente blanco en todos sus grados. Para libros, el tono más reposado es el crema o amarfilado; pero desde hace algún tiempo se tiende a utilizar papeles que dan la sensación de un blanco muy vivo, obtenido por correctores ópticos. El papel puede ser acabado en hojas o en bobinas.

Papel afiche:

Es de una cara satinada y la otra áspera, algunos fabricantes imprimen colores vibrantes en la cara satinada. Aplicaciones: impresión de afiches, confección de bolsas, sobres y papel de regalo.

Papel afiligranado:

El que lleva filigrana. Pertenecen a esta categoría muchas clases de papel de carta, desde la máquina de escribir a los más finos, que llevan una leyenda o marca de fabricante o del mayorista, y a veces también del consumidor; los papeles para títulos y los papeles de valores en general, en los que de ordinario la hoja está recubierta con una filigrana continua, peculiar del cliente y del uso que se destina el papel; el papel moneda, que lleva una filigrana en claroscuro muy elaborada y, por tanto, difícil de falsificar.

Papel autoadhesivo:

El recubierto por una de las caras con un adhesivo a base de resina o cauchos sintéticos, capaz de adherirse inmediatamente y sin otra preparación a las superficies con las que se ponga en contacto. Puede presentarse en forma de etiquetas, cuya parte adhesiva está recubierta con una hoja no adhesiva, como papel antiadhesivo, que hay que separar en el momento del uso; o también, en forma de cinta enrollada, y en este caso el mismo dorso de la cinta ha sido tratado para hacerse antiadhesivo. Como soporte para etiquetas autoadhesivas se usa papel para etiquetas; para las cintas se emplea papel Kraft de gran resistencia, con frecuencia crespado, que le confiere la tenacidad y elasticidad necesarias para el empleo en el sector de la transformación del papel y del embalaje. Hay también cintas autoadhesivas por ambas caras, en cuyo caso en la confección del rollo se interpone una cinta de material antiadhesivo.

Papel autocopiativo:

Papel de escribir que permite obtener varias copias de un escrito a máquina o a mano, sin emplear papel carbón. La misma superficie del papel en que se escribe ha sido preparada para que bajo la pulsación de los caracteres de la máquina de escribir o la presión de un lápiz o de un bolígrafo se marque en ella la impronta coloreada que produce el escrito.

El papel autocopiativo tiene la ventaja de simplificar y, por tanto, agilizar el trabajo manual o de la máquina impresora de matriz de punto o matricial, pero tiene el inconveniente de que cualquier presión ejercida sobre él puede mancharlo. Este papel, en inglés, se denomina NCR: No Carbon Required. (Ver papel químico autocopiativo).

Papel Biblia:

Un papel muy fino y opaco fabricado de pasta química que lleva mezclas de lino y algodón. Es de alta calidad, resistente y de un gramaje que oscila entre los 30 y 40 g/m2, de densidad bastante elevada. Originalmente destinados especialmente para imprimir biblias y devocionarios, este tipo de papel también se emplea para otros fines comerciales, diccionarios, enciclopedias y agendas, en donde se requiere un gran número de páginas con un volumen total bajo. El papel Biblia también se conoce como papel de la India.

Papel bond:

Papel obra de buena imprimibilidad y fácil escritura fabricado de pastas química o química-mecánica.
Papel blanco apto para escritura e impresión con un gramaje no menor que 50 g/m2 y no mayor que 220 g/m2 libre de pliegues, arrugas u otras imperfecciones
De buena aptitud para la escritura, es decir que no hay en el trazo calado, estratificación de las tintas líquidas de las lapiceras estilográficas o plumas.

Papel calandrado o satinado:

El que ha sido sometido al calandrado para obtener una superficie más lisa y uniforme que la conseguida con el alisado de la máquina. El acabado del papel calandrado puede ser muy diferente según el tipo de calandria empleada, la naturaleza de la pasta y las variables de la fabricación en general. En especial, en los papeles mates, a una lisura elevada se acompaña expresamente un brillo muy bajo.

Papel carbón:

El recubierto, generalmente por una sola cara, con una capa pigmentada y transferible mediante presión, que se emplea para obtener copias simultáneas de un original mecanográfico o manuscrito. El soporte de papel carbón es muy fino y ligero, con gramaje comprendidos entre 10 y 20 g/m2. La hoja debe ser resistente, especialmente a la perforación, y muy cerrada, exenta de agujeritos que podrían ser atravesados por el recubrimiento; debe ser de un espesor uniforme y ser suficientemente plano. Un buen papel carbón debe permitir sacar varias copias sucesivas con una sola hoja, no debe ensuciar el papel que recibe la escritura ni manchar las manos del operador.

Papel ecológico:

Se dice del papel que cumple requisitos de materias primas y de fabricación que causen bajo impacto ambiental y no sean contaminantes. En cuanto al origen de las materias primas existen dos posibilidades: 1) que no sea de origen forestal. 2) que de ser la materia prima proveniente de árboles, esta sea de plantaciones programadas, lo que implica una reforestación cierta. En cuanto a la fabricación el no empleo de materiales contaminantes, Ej.: cloratos o pigmentos u otros componentes que cuando el papel degrade no contamine el medio ambiente.

No se debe confundir los conceptos de papel ecológico con papel reciclado y papel reciclable.

Papel estucado:

Papel encapado, coated paper o papel couché. Estos términos designan a los papeles en el que la o las superficies están recubiertas o estucadas para obtener un glaseado especialmente intenso y/o adecuar la superficie a determinados usos específicos. Los productos de recubrimiento son generalmente sustancias minerales, aglutinantes y otros aditivos necesarios para el recubrimiento, tales como endurecedores y dispersantes. Además del caolín, las sustancias inorgánicas utilizadas para el estucado comprenden principalmente el sulfato de bario, el carbonato de calcio, el silicato de magnesio, el óxido de cinc, y el polvo metálico. Estas materias de estucado se aplican generalmente con aglutinantes tales como cola, gelatina, materias amiláceas (por ejemplo, almidón o dextrina), goma laca, albúmina, látex sintético.
Para determinar si un papel es estucado o recubierto, en algunos casos podemos distinguirlos a primera vista. En caso de dificultad en la distinción visual, la capa puede ponerse en evidencia raspando la superficie o separándola por inmersión en agua.

Papel para ilustraciones:

Papel de imprimir no estucado, que se usa especialmente para libros, revistas, etc., que contienen clisés tramados. Esta clase de papel comprende toda una gama de tipos que van desde los que no contienen pasta mecánica y sólo celulosa blanqueada, hasta los que contienen un 60% de pasta mecánica - por lo general blanqueada -, pasando por todas las gradaciones intermedias. Las clases más ordinarias, que toleran un grado de blancura menor, contienen celulosa cruda al sulfito y celulosa semiblanqueada al sulfato. La característica esencial del papel para ilustraciones es tener una superficie muy cerrada y muy lisa, que se consigue empleando al máximo materiales de carga - hasta más de un 30% sobre papel -, entre las que contiene una importancia preponderante el caolín, pero también se emplea el carbonato de calcio - cernido o precipitado -, el talco, el bióxido de titanio - este último en pequeñas cantidades para mejorar el grado de blancura - .El papel se satina fuertemente, adquiriendo de este modo un acabado, opacidad y poder de absorción de la tinta de imprimir comparable en cierto sentido a los papeles estucados para ilustraciones, del que el papel en cuestión es un sustituto económico. A pesar que el papel ha sido preparado para la impresión por el procedimiento tipográfico, se adapta muy bien por su gran lisura y buena absorción, a la impresión en huecograbado.

Por último, el papel para ilustración también se imprime en offset; para esta última aplicación se emplea una clase especial alisado en máquina. Por el empleo preferente a que se destina, el papel para ilustración recibe también el nombre de papel imitación couché.

Papel para fotografía:

Papel sensible que se usa para reproducir imágenes fotográficas, por toma directa o a través de un negativo sobre placa o película fotográfica. Hay una gran variedad de papeles fotográficos; pero en la mayor parte de ellos la capa sensible está formada por una suspensión de partículas de halogenuros de plata en gelatina. El soporte está formado por celulosa blanqueada de gran pureza y con frecuencia contiene trapo. El papel debe ser inerte químicamente y debe estar exento de toda substancia extraña de cualquier clase, pero en especial de partículas metálicas - hierro o cobre - , de acción reductora sobre las sales de plata aun en ausencia de la luz, que pueden provocar la formación de manchas en la fotografía.

Papel gofrado:

Recibe esta denominación todo papel que en su última fase de producción, es sometido a presión entre rodillos con diseños en relieve. Este recurso es el que permitirá transmitir sobre la superficie del papel el dibujo deseado, otorgándole a este una textura singular (Ej: papel araña).

Papel Diario o prensa:

Es dentro de los papeles utilizados para imprimir, el más económico y se presenta en diferentes calidades. Está compuesto por un 70% a 80% de pasta mecánica lo que le otorga la condición de blando. También la poca presencia de cola lo hace absorbente, cualidad que para el secado de las tintas es imprescindible por la velocidad de las máquinas rotativas donde se imprimen los diarios. Se lo denomina también papel de periódico o papel de diario.
Al ser diseñado para que dure un día, se elabora con pasta mecánica de origen forestal, no preocupados por la extracción de la lignina, su acidez inherente lo hace autodestructivo

Papel reciclado:

Es aquel que se obtiene a partir de la recuperación total o parcial de rezagos de papel. La pasta mecánica se constituye con diferentes retazos de impresos. La obtención de papel mediante este procedimiento da como resultado materiales de magra calidad. El papel recuperado puede ser de pre-uso o de post-uso, en el primer caso se encuentran todos los rezagos propios de la transformación y refiles de imprenta, en el segundo abarca a los productos papeleros ya elaborados y que son desechados como ser: diarios, revistas, embalajes, etc. Es de tener en cuenta que los papeles reciclados deben indicar el porcentaje de papel recuperado que han usado para su elaboración. Hoy se considera universalmente al papel reciclado al que tiene no menos de 50% de pasta recuperada.
El número de veces que el papel puede ser reciclado es limitado, después de 4 ó 5 veces la fibra se destruye por completo, por lo que en cualquier caso será necesaria la aportación de fibras nuevas para conseguir papel de calidad.

La ecología está siendo utilizada como un poderoso argumento de ventas por gran número de departamentos y empresas de marketing, destacando el calificativo de ecológico en referencia al papel reciclado, frente a características intrínsecas que definen la calidad del papel como son la imprimibilidad, usos finales, requerimiento de los clientes, opacidad, blancura, resistencia mecánica, capacidad de archivo, etc.

Papel satinado:

Es el papel que luego de elaborado es sometido a una fuerte presión de los cilindros de la calandra, otorgándole al papel tersura y lustre.

Papel satinado por una cara:

El que tiene una sola cara brillante y lisa y la otra rugosa. Se fabrica en una máquina monocilíndrica, o también en una máquina combinada, adhiriendo por presión el lado tela de la hoja húmeda contra la superficie del cilindro satinador. Durante el secado, la superficie del papel se modela sobre la superficie especular del cilindro y se vuelve tan lisa y brillante como ella, mientras que el lado de fieltro se mantiene rugoso.

Papel sintético:

Se denomina así a materiales semejantes al papel, hechos por la extrusión de una película plástica, o por el hilado, tejido y aglutinado de fibras sintéticas, o bien proceso de formación en el que las fibras de celulosa se reemplazan parcial o totalmente con fibras sintéticas.

Papel térmico:

Papel con un recubrimiento termosensible que presenta una reacción coloreada a partir de un cierto umbral de temperatura. Se utiliza como papel para impresoras de cabezales térmicos por ejemplo: tickeadoras, plotters, impresoras de códigos de barras, faxes, etc.

Papel verjurado:

Papel Vergé.
Papel hecho a mano en un bastidor o forma cuyo fondo está cerrado por alambres o maderas entrecruzadas que crean líneas en el papel; las más finas, en sentido horizontal, se llaman puntizones, las verticales y más espaciadas se llaman corondeles.

Papel fabricado a máquina que destaca en su terminación un trabajo de filigrana, visible por transparencia, que posee como textura una trama de finos trazos horizontales, denominadas puntizones, y otras verticales más espaciadas se llaman corondeles. Este tipo de soporte es muy utilizado en la generación de papelería fina. Sinónimo de papel acanillado.

http://www.camarapapel.org.ar/papel-tipos-aplicaciones.php

Regresar