Métodos de Lectura

Definitivamente, no hay recetas perfectas para aplicar y tener éxito en los resultados. El método o estrategia de lectura que contribuya para el aprendizaje de unos, probablemente, deje de ser efectivo para otros, puesto que, existen diversos factores que influyan al momento de seleccionar la metodología más adecuada para satisfacer las necesidades, intereses y realidades de cada individuo. Sin duda, lo que si es relevante, que los educadores tengan conocimiento de variadas metodologías o estrategias, para de este modo, poder decidir cuándo aplicar uno u otro, considerando las particularidades del grupo de estudiantes a los cuales acompañará en el desarrollo de la capacidad lectora. Existen métodos que enfatizan la decodificación, otros, el significado y comprensión, revisemos los más destacados y aplicados en las aulas:

1.- Método Sintético: parte de la unidad más pequeña a la más compleja, es decir, parte del elemento menor de la palabra (ya sean grafemas, fonemas o sílabas) para llegar por medio de combinaciones o adiciones a unidades mayores y globales como la palabra. Habitualmente, se enseñan vocales, para introducir poco a poco las diferentes consonantes. Se aprende el grafema conjuntamente, con el fonema, lo que implica que el niño/a aprende a escribir la letra y a pronunciar su correcto sonido. Este método tiene distintas versiones:

-> 1.2.- Alfabético: Se inicia con el aprendizaje de las letras por su nombre “be”, “efe”, etc, considerando la grafía en mayúscula como en minúscula. Luego se van combinando con las vocales “be” y “a”, es “ba”, con lo cual se van formando las sílabas. Este método presentó dificultad para algunos niños que al momento de hacer la combinación “be” y “a”, lo traducían a “bea”, por lo cual, algunos educadores lo descartaron como el método más efectivo, al generar dificultades para sus estudiantes.

-> 1.3.- Fonético: Se aprenden las letras por su sonido, es decir, “b”, “f”, etc. Luego se van combinando con las vocales, hasta formar sílabas y finalmente unirlas para formar las palabras.

-> 1.4.- Silábico: Similar a los anteriores, con la única diferencia que en este método se parte del aprendizaje de sílabas “pa” de “papá, “ma” de “mamá”. Uno de los recursos más usados en este método es el Silabario Hispanoamericano de Adrián Duffloc Galdames, el cual presenta palabras sencillas, cercanas a los niños/as descompuestas en sílabas, luego se presentan oraciones breves en las cuales se incluyen dichas palabras.

-> 1.5.- Onomatopéyico: Se presenta un cuento con el sonido de la letra que se desea enseñar (onomatopeya), el sonido es repetido por el niño/a, para luego indicar palabras conocidas que incluyan el sonido en estudio, finalmente se pasa a la fase de escritura, donde la educadora escribe el sonido para que el niño/a lo transcriba y a la vez, vaya repitiendo una y otra vez el sonido para internalizarlo.

2.- Métodos analíticos o globales: Parten de unidades mayores con sentido, como un cuento breve, frases o palabras para luego llegar a la descomposición de pequeñas unidades (sílabas y letras). Este método se centra en que los niños perciban inicialmente la globalidad y luego los detalles. El método de la palabra generadora de Paulo Freire calza en esta clasificación, el cual consiste, en base a una palabra conocida por el estudiante, se van generando nuevas palabras y ampliamos el campo semántico que domina. Destaca también en este método el presentado por Joseph Jolibert, que plantea presentar diversos tipos de textos breves a los estudiantes, los cuales centrarán su atención en palabras conocidas y deducirán el significado global del texto a partir de ellas.

3.- Métodos eclécticos: consiste en la combinación de ambos modelos. Escogiendo lo mejor de cada uno: del alfabético (ordenamiento de las letras por la facilidad de su pronunciación, las ilustraciones para recordar la asociación de las palabras, letras en cartón de colores: un color para vocales y otro para consonantes) del silábico (análisis de palabras hasta llegar a la sílaba, uso del silabario como estímulo de lectura), del fonético (ilustraciones con palabras claves), del onomatopéyico (recursos onomatopéyicos para pronunciar enlazar las letras).

4.- Otros enfoques: Si bien, el enfoque sintético y el analítico; los cuales combinados, dieron origen a métodos eclécticos; los que en suma, son reconocidos como los métodos de lectura tradicionales aplicados en las aulas, existen otros métodos para abordar el desafío de la enseñanza de la lectura inicial, entre ellos destacan:

-> 4.1.- Enfoque Lingüístico: Su esencia es partir de las realidades de la lengua, esta es la principal razón para cuestionar el enfoque fonético, puesto que, aborda las unidades mínimas de la lengua (letras, sonidos, sílabas, las cuales son parte de la lengua, sin embargo, no constituyen por si solas el lenguaje por carecer de significado). Y al enfoque global por “estructurarse sobre elementos que ajenos al lenguaje” . Un método que parta de las realidades de la lengua, va a diferir de uno a otro, dependiendo del enfoque teórico desde el que se entienda como unidades mínimas de la lengua. El enfoque Fonológico (Bloomfield, 1942), considerará como unidades mínimas de la lengua los fonemas , dado que, son las unidades mínimas que permiten diferenciar las significaciones. En cambio para el enfoque estructural (gramatical, Fries, 1965), las unidades mínimas están en las oraciones. Sin embargo, para otros, recobra importancia el enfoque sicolingüístico (Goodman), donde las realidades de la lengua son las comunicación real entre las personas a través el lenguaje oral. Sostiene que la lectura debe involucrar un nivel de comprensión, que active los conocimientos previos de los lectores y sea contextualizada.

-> 4.2.- Enfoque Lenguaje-experiencia: la lectura es concebida como proceso total del desarrollo del lenguaje. Sostiene que existe una estrecha relación de la lectura con los otros procesos implicados en el lenguaje: hablar, escuchar y escribir. Se torna imposible, entonces, que un niño/a domine ideas o conceptos en la lectura, que no haya dominado en las otras habilidades (hablar, escuchar y escribir). El aprender a leer significa desarrollo del pensamiento y de la mejorar la expresión en el lenguaje. Este método propone que el niño exprese sus propias experiencias en forma oral o artística, el adulto registra lo dictado por el niño, producción que será compartida con el resto de sus compañeros para su lectura, y el autor (niño), a su vez, leerá las producciones de sus compañeros. Repetida la experiencia un par de semanas, se forman pequeños grupos de lectura, donde aprenden a leer sus producciones. Luego surge la motivación espontánea de escribir por sí solos sus propias historias. En esta fase, existe una estrecha interrelación entre lectura, escritura.

-> 4.3.- Enfoque Respondente de Moore: Se basa fundamentalmente, en el enfoque conductista de Skinner. El aprendizaje de la lectura es desarrollada en etapas: Adquisición del código, interpretación, aplicación y apreciación; de este modo, la relación fonema-grafema, es generalizada por el niño a partir de las palabras aprendidas. La instrucción de la lectura se hace por medio del empleo de una máquina de escribir parlante. El aprendizaje se inicia con el conocimiento de letras, palabras y oraciones. El niño al presionar una tecla escuchará el sonido (fonema) correspondiente, de este modo, a medida que pruebe todas las letras y repita la acción concluirá por aprender el abecedario completo. Luego pasa a la etapa en que se le presenta una letra o símbolo en la pantalla y él debe reproducir digitándolo en el teclado. Esta experiencia es común apreciarla en los computadores infantiles disponibles en el comercio, destinados a niños de dos a cuatro años.

-> 4.4 - Enfoque individualizado: Este enfoque no sólo se centra en los procedimientos que se utilizarán para la adquisición de la lectura, también considera recurso materiales, organización de espacios y tiempos. Fundamentalmente, busca atender satisfactoriamente las necesidades e intereses individuales de los niños que se inician en la lectura, desarrolla y respeta la autonomía en cuanto a selección de materiales de lectura y los ritmos con los cuales se avanza. Los lectores son agrupados de acuerdo a su nivel de lectura, el adulto va evaluando los niveles de interpretación y comprensión de las lecturas realizadas, los hábitos de lectura que manifiesta el niño y los errores que presenta durante su desarrollo, lo estimula a mejorar su lectura, compartir con sus compañeros comentarios de los textos leídos e incluso, sugiere nuevas lecturas para seguir avanzando en sus aprendizajes. Sin duda, este tipo de enfoque por la atención individualizada que proporciona, requiere de grupos pequeños, dado que, el docente, debe proporcionar gran variedad de textos, actividades y tiempos para evaluar los niveles de lectura de cada uno de sus estudiantes.

-> 4.5.- Enfoque Programado: Similar al individualizado en cuanto a respetar los ritmos en la adquisición del conocimiento y la lectura, la diferencia se centra, en que las etapas son más graduadas y estructuradas: cada paso sucesivo depende del paso previo, y el alumno tiene retroalimentación inmediata de sus logros u errores. Los materiales programados generalmente se presentan en forma de libro, pero también pueden presentarse en una computadora. Los estudiantes avanzan a su propio ritmo. Pero todos enfrentan, un mismo material; por lo tanto, las actividades no son individualizadas. Estos programas tienen como base la teoría conductista de Skinner y el modelo de destrezas.

5.- Método Matte: fue elaborado por don Claudio Matte, con la finalidad de acortar el tiempo de aprendizaje de la lectura, además de desarrollar desde el primer momento todas las facultades del niño. Durante sus viajes a Alemania, don Claudio Matte visitó muchas escuelas, en las cuales le llamó la atención el método de lectura utilizado, que era totalmente distinto al aplicado comúnmente en Chile –conocido como Silabario. Se convenció de que no habría dificultad alguna para aplicar este método a la lengua castellana y de que, por el contrario, a causa de su ortografía sencilla y racional, nuestra lengua ofrecía facilidades especiales para ello. En vista de eso y convencido de los defectos del método utilizado en Chile, decidió emprender el trabajo de adaptarlo a nuestro país. El Método Matte es fonético, analítico y sintético: Fonético, porque enseña sólo los sonidos de las letras, sin tomar en cuenta los nombres de ellas. Analítico, por la descomposición y análisis reiterado de cada palabra en forma oral y escrita. Sintético, por la recomposición de los sonidos para formar la palabra. La síntesis señala el momento que da comienzo a la lectura mental.

http://www.rmm.cl/index_sub.php?id_seccion=9427&id_portal=1743&id_contenido=16633

Regresar