Ascensor espacial para el año 2050
.

La compañía japonesa Obayashi Corporation ha anunciado que, teniendo en cuenta el ritmo de los avances tecnológicos, para el año 2050 podría tener listo un puerto espacial en la superficie del planeta conectado mediante un cable a una estación espacial (en la órbita geoestacionaria).

La idea de poder construir algún día el famoso ascensor espacial, sigue en las mentes de muchos investigadores y compañías capaces de realizar megaestructuras increíbles. Este concepto nació a finales del siglo 19, luego ha ido apareciendo en la literatura de ciencia-ficción, para convertirse hoy día en una obsesión para algunos que, de hacerse realidad, podría abaratar considerablemente el transporte de personas, satélites, etc… hasta el espacio, y evitar el impacto ambiental de los cohetes actuales.

El ascensor espacial es una estación en una órbita geosíncrona de la que parte un cable, de unos 36.000km de longitud, que serviría como guía o riel por el que viajar desde un punto situado en el ecuador terrestre. En teoría, una estructura de este tipo es posible siempre y cuando se coloque un contrapeso más allá de dicha órbita, pero sobre todo el reto está en el material con el que fabricar ese cable, que debe ser capaz de resistir altas tensiones, algo de lo que los japoneses ahora se muestran esperanzados de conseguir.

Señalar que este proyecto plantea el ascensor con una capacidad para 30 pasajeros y que se desplazaría por el cable a una velocidad de 200km/h, tardando casi 8 días en llegar su destino, por lo que funcionaría también como un hotel. Se estima que este proyecto costaría unos 6.000 millones de dólares (4.462 millones de euros).


Regresar